¿Cuál es el secreto de unas buenas magdalenas? Sea cual sea la receta que elijas, tienes que tener en cuenta:

  1. El sistema de elaboración de la receta: la elaboración de las magdalenas, para todas las recetas, es el Sistema Genovés. Este sistema consiste en batir los huevos con el azúcar (emulsionar), después añadir la materia grasa (aceite, mantequilla, cobertura de chocolate…) e ingredientes líquidos y, por último, la materia sólida (harina, impulsor, sal…).
  2. La temperatura del horno.
  3. Hornear las magdalenas en moldes rígidos específicos.

Existen infinidad de recetas. Yo os voy a enseñar la receta que a mí más me gusta y que nunca me falla, y os digo que con esta receta tendréis éxito asegurado.

Ingredientes

  • 3 huevos grandes o 4 pequeños
  • 250 g de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de aceite de oliva
  • 250 g de harina
  • 1 sobre doble de gasificante
  • ½ sobre de levadura química

Preparación

El primer paso es encender el horno a 180 ºC. Mientras el horno va cogiendo temperatura, batimos los huevos con el azúcar hasta que veamos que queda como una crema y ha aumentado su volumen. Si tenemos un robot con temperatura, lo ideal es batirlos a 40 ºC, ya que así los huevos triplican su volumen.

Seguidamente, incorporamos los elementos líquidos, aceite y leche en este caso y, por último, la harina tamizada (ya que introduce más aire a la mezcla), con una pizca de sal, el gasificante y la levadura.

En el molde rígido para magdalenas, bien metálico o de silicona, ponemos una cápsula de papel en cada uno de los espacios y llenamos con la mezcla hasta un poco más de la mitad. Ponéis un poco de azúcar por encima y al horno.

En unos 15 minutos estarán doradas y tendréis las magdalenas listas. 

Observaciones

En mi caso, para que las magdalenas salgan con copete, utilizo el horno a 180 ºC inicialmente y después lo subo a 200 ºC, pero cada horno es diferente y tendréis que ir probando con el vuestro.

Podéis añadir a la masa chocolate en polvo, frutas escarchadas, frutos secos… o como en la foto, bañar algunas con chocolate. Si os gustan las magdalenas, os aseguro que os harán la ola.  

Yolanda Marugán Bermejo

Experta universitaria en gastronomía