La Cydonia oblonga es un arbusto de la familia de las rosáceas cuyo fruto es comúnmente conocido como membrillo. Esta planta tiene su origen en Oriente Medio, la antigua Persia, y desde allí los griegos y los romanos la incorporan a los frutales del Mediterráneo.

El fruto es muy aromático, de piel dura y de sabor ácido, no apto para comer sin cocinar. En el Imperio romano se elaboraban postres con la cocción del membrillo y miel con especias que eran considerados un auténtico manjar. Los musulmanes españoles de la época medieval hacían el dulce de membrillo con azúcar, con mitad de cada producto, consiguiendo una pasta conocida como “carne de membrillo”, o “ate” en Méjico, y adopta distintos nombres en otros lugares de la América hispana y Filipinas.

Cuenta Antonio Lombardo, cronista de la Nao Victoria, el navío que completó la primera vuelta al mundo al mando de Juan Sebastián Elcano, que el camarote de los pilotos y el comandante cada día se servían una porción de “dulce de membrillo”. Este alimento evitó el escorbuto, una enfermedad que se describiría dos siglos más tarde y que provocaba la inflamación de las encías y la pérdida de piezas dentales, así como otros problemas de la piel derivados de la falta de vitaminas de los alimentos frescos y verduras.

El dulce de membrillo aportaba vitamina C e hidratos de carbono necesarios para la supervivencia en esa gesta mundial. El membrillo es la fruta de la primera circunnavegación de nuestro planeta.

Los judíos españoles, los sefarditas, elaboraban y elaboran en la actualidad el “letuario de membrillo”. El fruto, cuarteado sin cáscara ni pepitas pero cocido junto a éstas con clavo, canela y azúcar, adquiere un color rojizo en la cocción, y con el caldo almibarado se sirve con queso fresco en el día del Yom Kipur o día del perdón, la mayor fiesta judía del año.

Fueron los sefarditas los que llevaron a todo el Mediterráneo primero, y a toda Iberoamérica después, el conocimiento del dulce de membrillo y su elaboración.

Alimento completo y saludable, fuente de vitaminas y salud, el dulce de membrillo se elabora para todo el mundo en España y Portugal. Puente Genil en Córdoba y Santa Teresa Gourmet en Ávila son dos de los principales productores, en cantidad y calidad, de este producto de vuelta al mundo. 

 

Rafael Conde Morencia

Vocal de ASEUG