¿Sabes que la primera imagen que muestra tu negocio es a través de la web y de las redes sociales?

Hasta hace unos años, el modus operandi del cliente a la hora de elegir un producto o un servicio era el boca a boca, y la mayor fiabilidad la daba la familia y, después, los amigos. Ahora todo ha cambiado, lo primero que un cliente busca, cuando no sabe, es conocer quién eres y lo que haces.

Hay que tener en cuenta que los puntos de venta, hoy en día, son dos: por un lado, el restaurante, donde el profesional es el vendedor; por otro, la web y las redes sociales, donde cuentan la imagen y la usabilidad.

Hay que llegar a los clientes de manera sencilla, y eso se consigue a través de las redes sociales y con una página web de calidad que refleje lo que somos realmente.

La web es la carta de presentación del restaurante, donde podemos contar quiénes somos, qué productos tenemos y dónde estamos.

Para tener una buena imagen en internet, es importante cuidar el SEO, o lo que es lo mismo, un buen posicionamiento en los principales motores de búsqueda como Google. Estos motores deben encontrar coherencia en los títulos, los contenidos y las palabras clave, para poder obtener un posicionamiento excelente.

Y las redes sociales, ¿para qué sirven? Si se utilizan correctamente, las redes sirven para contactar con los clientes y mejorar nuestra imagen de marca. Con un buen plan de social media, puedes fortalecer el vínculo con tus clientes, atraer a otros nuevos y hacer publicidad a un coste relativamente bajo.

Por todo ello, te proponemos algunas preguntas clave que deberías hacerte para mejorar tu presencia en internet:

  • ¿Cuál es tu modelo de empresa? ¿Qué clase de restaurante tienes?
  • ¿Qué imagen deseas dar?
  • ¿Sabes a qué cliente te diriges?
  • ¿Tu web está adaptada a todos los dispositivos? Ordenador, móvil, tablet
  • ¿Hay algún vídeo de presentación de tu negocio en la web? Los vídeos en internet pueden aumentar la facturación de tu negocio.
  • Si quieres atraer clientes extranjeros, ¿la página web está disponible en varios idiomas?
  • ¿Tiene blog?
  • ¿Tienes hecho un plan de social media?
  • ¿Estás en las redes sociales? ¿Redes y web están conectados?
  • ¿Mides las acciones que realizas en las redes sociales?
  • ¿Quién te ha hecho la web, un amigo o un profesional?
  • ¿Incluye tu dominio la palabra “restaurante”?
  • ¿Llega el cliente con tres clicks donde quiere?

Recuerda que tu mejor inversión es tu marca.

 

Antonio Felipe Tablado

Secretario General de ASEUG