A continuación, se presentan una serie de medidas generales a aplicar en los establecimientos de hostelería para prevenir el contagio de COVID-19 entre los trabajadores y clientes, de cara a la reapertura de la actividad.

Dichas recomendaciones se basan en el documento “Guía de Seguridad Alimentaria para la Reducción del Contagio por Coronavirus SARS-CoV-2 en el Sector de la Restauración” elaborado por CLA Seguridad Alimentaria.

La información que se presenta es orientativa y no tiene carácter exhaustivo. En todo caso, cada empresa deberá evaluar su situación específica y establecer las medidas a aplicar.

Dada la situación excepcional de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, con cambios constantes en la evolución de la pandemia y en la legislación, se recomienda consultar periódicamente la normativa aplicable, así como fuentes de información oficiales y fiables.

MEDIDAS PARA LA PROTECCIÓN DE LOS TRABAJADORES

Medidas previas a la reincorporación:

  • Antes de reincorporarse, el trabajador recibirá formación e información en materia de coronavirus SARS-CoV-2 y su contagio.
  • Si un trabajador presenta alguno de los síntomas que pueden estar asociados con el COVID-19 (fiebre, tos, dificultad respiratoria…), no deberá acudir a su puesto de trabajo y deberá comunicarlo a la empresa.
  • Si un trabajador perteneciera a un grupo especialmente vulnerable (personas con patologías previas, embarazadas, edad avanzada…), deberá comunicarlo a la empresa para que pueda evaluar su situación.

 

 

Medidas organizativas en el trabajo:

Para prevenir el contagio de COVID-19, se recomienda aplicar las siguientes medidas:

  • Se recomienda el control de la temperatura de los trabajadores al inicio de la jornada laboral.
  • Lavado de manos frecuente.
  • Utilización de geles hidroalcohólicos.
  • Utilización de mascarillas según el puesto de trabajo.
  • Utilización de guantes de vinilo o nitrilo, cambiándolos frecuentemente. Sólo para puestos de limpieza y riesgo por productos químicos.
  • El uso de guantes nos podría llevar a una idea de falsa limpieza, por lo que recomendamos siempre el lavado de manos y desinfectado con gel hidroalcohólico.
  • Mantener la distancia de seguridad entre los trabajadores (2 metros) siempre que sea posible; de lo contrario, es imprescindible el uso de mascarilla en el puesto de trabajo.
  • Cambiarse la ropa de trabajo diariamente.
  • Separación, en las taquillas, de la ropa de trabajo y la ropa de calle adecuadamente.
  • Prohibido el uso de anillos, pulseras, relojes y móviles durante la jornada laboral.

Nota: de acuerdo con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995, art.17.2), todos los EPI (equipos de protección individual, como las mascarillas, guantes, etc.) deberán ser facilitados por la empresa al trabajador. Se deberá entregar las mascarillas necesarias a los trabajadores según el puesto de trabajo.

 

 

MEDIDAS A APLICAR EN LOS ESTABLECIMIENTOS

  • Se nombrará a un responsable para vigilar el acceso al local, que velará por el cumplimiento de las normas establecidas para la prevención de COVID-19. Los clientes deben llevar mascarilla para acceder al local. En la entrada de los locales, se dispondrá de una máquina lavamanos o bien de geles hidroalcohólicos para los clientes.
  • El aforo de los restaurantes se reducirá según cada Comunidad Autónoma y no se permitirán reuniones ni celebraciones de un gran número de personas. Esto dependerá de las dimensiones del local (se aconseja que no se sobrepase, en ningún caso, el número de 50 personas).
  • El uso de mascarilla es obligatorio para los clientes y trabajadores; solo se permitirá estar sin la mascarilla mientras se está comiendo.
  • Los restaurantes fomentarán la reserva anticipada de las mesas, y las cartas mediante códigos QR o cartas de un sólo uso.
  • Es importante que los clientes y los trabajadores conozcan las normas de cada restaurante. En la entrada del establecimiento deberá colocarse, en un lugar visible, “LA POLÍTICA DE CALIDAD COVID -19” junto al gel hidroalcohólico.
  • Se fomentará el envío de comida a domicilio y la recogida de menús en el propio restaurante.
  • Los platos compartidos se podrán servir al centro de la mesa siempre que el cliente lo autorice. En caso contrario, el camarero deberá servir a cada comensal la ración correspondiente.
  • Es imprescindible la limpieza y desinfección de todos los utensilios, vajilla y menaje a más de 70 grados. No se utilizarán utensilios de materiales no desinfectables, salvo que sean de un solo uso.
  • Es importante, entre un servicio y otro, desinfectar sillas, mesas, baños, picaportes de puertas, barandillas y todo tipo de superficies de contacto.
  • Los aseos de los clientes se limpiarán y desinfectarán, al menos, 6 veces al día.
  • Los locales se ventilarán, al menos, entre servicio y servicio, y se reforzará el plan DDD (Desinfección, Desratización y Desinsectación) para garantizar la salud e inocuidad alimentaria.
  • Las terrazas seguirán las mismas normas que los locales de hostelería en cuanto al protocolo de COVID-19.
  • Todas las empresas de restauración cumplirán obligatoriamente con la legislación vigente en materia de seguridad e higiene alimentaria (Reglamento 852/2004 y RD 1169/2011). Deberán tener los carnets de manipuladores de alimentos en vigor, el plan de alérgenos y un sistema de autocontrol APPCC, en el cual se incluirá el Plan de Control de Contagio de COVID-19.

 

 

 

Celia Lucía Argüello

Consultora CLA Seguridad Alimentaria